Dirección del CHAT


El Blog no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.

domingo, 31 de enero de 2016

Menor aumento de capacidad naviera sentaría bases para recuperación a largo plazo

Pareciera que el nuevo año trae mejores noticias que el que se acaba de terminar. Se espera que este año marque el menor aumento de capacidad para la flota global de portacontenedores, según señala un informe publicado por Alphaliner.
Sin duda estas son buenas noticias, ya que el continuo aumento de embarcaciones con cada vez mayor capacidad frente a una demanda que no sube al mismo ritmo tiene a la industria de transporte de carga contenerizada hundida en un mar de pérdidas.
De acuerdo a los analistas de Alphaliner, se espera que la capacidad de la flota aumente un 4,6% en 2016, con menores entregas de naves y un mayor nivel de desguase, lo cual debería resultar en la incorporación de cerca de un millón menos de embarcaciones a la flota global.
Sin embargo, las buenas noticias se ven empañadas por un contexto global hostil. La desaceleración del crecimiento en China y los históricamente bajos precios de combustible suman bajos valores para las tarifas de fletes, aumentando la dificultad para llenar los barcos con carga.
Crecimiento desacelerado
A pesar de la crónica sobreoferta y la baja demanda, la cantidad de naves desocupadas solo ha aumentado levemente, alcanzando un total de 337 naves, equivalentes al 6,8%  de la flota mundial. Pero mantener una nave detenida tampoco es opción, ya que esta acción le cuesta más dinero a las navieras que aceptar tarifas charter más bajas, obteniendo pobres ganancias que apenas cubren los costos de operación; en la industria se refieren a esas embarcaciones como “naves zombie”.
A este contexto se suma la casi nula demanda por naves de entre 7.500- 9.500 TEUs, según señala Alphaliner, pues aún hay 12 embarcaciones de entre 7.800- 8.800 TEUs desocupadas en Asia. Es más, cuando venza el plazo de charter de estas naves, las navieras tendrán que devolverlas  a sus propietarios si es que no logran conseguir una ruta habitual para operar. Mientras que si los barcos son propiedad de las navieras, éstas buscarán reemplazar una flota de varias embarcaciones pequeñas por unas pocas más grandes, como ha sido el caso de las rutas en Sudamérica y el oeste de África, y que resulta en una guerra tarifaria, como la que actualmente afecta a la industria.
En términos de porcentaje, el crecimiento de la flota ha sido más baja que la menor tasa registrada en 2009 de 5,5%, y muy por debajo del 10,3% promedio anual registrado desde 1990. El bajo crecimiento récord de la flota mundial sigue a la históricamente alta cifra del año pasado en que se entregó una capacidad de 1.720 millones de TEUs. Alphlainer destacó que el lento crecimiento podría llevar a las navieras a retrasar las entregas o simplemente cancelar algunos pedidos, especialmente en los astilleros con mayores problemas. Entre retrasos de entrega y desguases, se espera que se eliminen de la oferta cerca de 350 mil TEUs.
Sin embargo, aun con un crecimiento desacelerado, Alphaliner hizo hincapié en que la balanza oferta-demanda seguirá desequilibrada debido al exceso de capacidad y la falta de carga. Sería necesario que el actual escenario de crecimiento desacelerado se prolongara por un par de años antes de lograr equiparar nuevamente los niveles de oferta con la demanda, destacó Alphaliner.
Demanda sin cambios
No hay señales de que la demanda vaya a aumentar en el corto plazo. Aún se espera el tradicional aumento de volúmenes de carga previos al año nuevo chino, que podría mejorar las tarifas spot momentáneamente, pero no se vislumbran sólidas condiciones de mercado que auguren un buen pronóstico.
Por MundoMaritimo

1 comentario:

vivaerobus dijo...


Muy interesante la publicacion!
gracias!
saludos